La vida no está en las novelas (ni en las películas)

A menudo serpentea entre la espuma de unos labios que intentan dar su primer sorbo ansioso a una cerveza y la mesilla de noche donde se apilan todas esas cosas cuya utilidad te has cuestionado más de una vez.

El latido que crea esa arritmia superlativa de la emoción difícilmente lo genera el mejor fragmento de Italo Calvino, la descripción más ardua de Roberto Bolaño o la intriga infinita de Benjamin Black. Ellos nos dan la llave de ese otro universo maravilloso, mejor que el nuestro, pero ficticio.

Hace tiempo tomé la decisión de no marcar los libros, y desde que no lo hago capto mejor su esencia. Y mientras, los casi desconocidos me reportan frases para enmarcar en el mejor de los corchetes. Las alcobas están repletas de escenas que ningún objetivo podrá captar y las canciones que suenan cuando caminas por la calle son el mejor medio de transporte.

La vida no está sólo en las novelas, por fortuna.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Primer despertar y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s