Y si fuera ella

Image

“Ya lo ves que la vida va y viene y que no se detiene y qué sé yo”

Días importantes que pasan y que, aunque en el momento no se ven, a posteriori somos capaces de juzgar su importancia. Sonrisas de esas que aportan calor, que suben la temperatura corporal con tan solo verlas, nervios contenidos y contención en los gestos. Una mano que abraza a un compañero de clase tal vez por tensión en el momento de la foto más institucional de la vida de uno y de nuevo, la pregunta de la personalidad.

Una personalidad que es esta mía que aflora por muy bien vestida que vaya y por mucho que brillen mis zapatos (aunque la mona se vista de seda, mona se queda dirían algunos). Un carácter que prefiere arrugar mi banda de licenciada colocándosela a mi hermano a modo de bufanda para hacer una foto entrañable a guardarla pulcramente. Un espíritu que, por mucho que valore una foto para el recuerdo con una eminencia del gremio, prefiere abrazar a un familiar algo arisco en ocasiones. 

Y así pasan los ciclos. Y comienzan las entrevistas de trabajo, la búsqueda del empleo imposible y la ilusión, intacta. Toda esa esencia está en fotografías como esta, las que lejos de ser favorecedoras o posadas, sólo le clavan la mirada cómplice a un fotógrafo de excepción.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Primer despertar y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s