Amistades peligrosas

LEER ESCUCHANDO ESTA CANCIÓN

“No vayas por ahí, no, no y no , Lau”, comentó aquella amiga ingeniosamente. La tenía más que calada, tal vez porque había vivido en sus propias carnes esa sensación de desapego, de descontrol y de desconcierto divertido.

Ella tampoco era imbécil y sabía que sería el momento, la emoción de aquellos instantes, pero nada duradero ni nada real por lo que valiese la pena apostar. Aunque, la verdad sea dicha, para tenerlo tan claro, un poco imbécil sí que era.

El salto entre el sueño, la pesadilla y la acción era diminuto. No necesitaba más que su cabecita loca para seguir adelante. “¿Hasta cuándo?”, se preguntaba. La respuesta no existía, porque mantener las cosas en tal punto de tensión indefinidamente era imposible. Las llamas o se avivan o se apagan.

Lo peor era que ya conocía la historia, no era primeriza. Hacía tiempo que vivía en algún lugar entre su cuarto y otro, en un eterno pasillo. En aquella nube, la palabra conexión era titular de todas las portadas de sus periódicos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Primer despertar. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Amistades peligrosas

  1. Pirómano dijo:

    “Las llamas se avivan o se apagan”. Se puede ahogar el fuego de tanto echar madera o que siga prendiendo hasta quemarnos a todos.
    “Ella tampoco era imbécil y sabía que sería el momento, la emoción de aquellos instantes, pero nada duradero ni nada real por lo que valiese la pena apostar. Aunque, la verdad sea dicha, para tenerlo tan claro, un poco imbécil sí que era.”
    Este párrafo es la contradicción humana en L.M.G. en estado puro. La racional, inteligente y pragmatista L.M en la primera frase, y la alocada, pasional Laudrey Hepburn en la segunda.
    Brillante.

    • laurapupis dijo:

      Pragmática, no pragmatista 😉

      • Pirómano dijo:

        Insisto, pragmatista.
        Y también se puede decir juzgar o judgar.
        Y almóndiga y albóndiga.
        Y ya no hace falta poner tilde al sólo de adverbio, cosa que me toca los huevos. Va a ser lo mismo tomar un no café solo, que sólo. Qué va a ser lo mismo!
        Tampoco hace falta ya poner tilde a los pronombres demostrativos (éste/ésta) para diferenciarlos de los determinantes. Eso si es un avance, no daba lugar a error.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s