Empezar abriendo una ventana, que no es poco

Este espacio busca ser la voz de una pequeña emprendedora, curiosa de oficio y que trata de ver ventanas en cada nueva mañana, cada nueva noticia de periodismo y cada sonrisa de un desconocido. 

No es fácil abrir otro blog más en estos momentos de crisis del periodismo, ni aportar información diferente del resto así que aquí no se pretende crear nada mejor ni más recomendable que lo que se puede encontrar en otros lugares. Sólo inquietudes.

A veces me llaman Glenda y dicen de mí que soy apasionada. Adoro las bicicletas y el sol. Leo en libros de tapas duras y detesto las ediciones de bolsillo y los e-books. Creo en los baúles de los recuerdos y en el amor. París es mi ciudad aunque hablo de Madrid más de lo que desearía. Dentro de poco me verán en Valencia.

Hablo por los codos. Los mejores acordes iniciales de una canción posibles…   

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Abrir una ventana, Primer despertar y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Empezar abriendo una ventana, que no es poco

  1. sakt1kquilla dijo:

    Joder con la tal Glenda. Desde luego se nos presenta como un enigma en sí mismo. Esperemos desenpolvar algún día ese precioso baúl de los recuerdos y descubrir los secretos que nos oculta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s